Retrospectiva

Siempre he tenido la idea que nada es nuestro al 100%. Para ilustrar mejor (a lo que me refiero), daré el ejemplo que siempre doy, la música. No importa qué, es imposible decir que una pieza musical brotó puramente de la creatividad de alguien. Esta persona tuvo algo que lo impulsara a colocar esas nota con este orden, duración y tiempo específico. Por otro lado, podemos fácilmente fijarnos en la evolución de la música de cómo por ejemplo, del rock and roll salieron una infinidad de sub -géneros que a la vez tienen una infinidad de sub-géneros. Y el rock and roll surgió de los blues y la música country. Que estos, a su vez, surgieron de otros géneros de música.

Me encontré con este vídeo:

Más razón no pudo tener Steve Jobs (Él hablando en sí del desarrollo de su marca) y yo hablando de bueno, todo.

De estas capas o cimientos, son los de los que habla Steve Jobs en el video. Aplica para todo. En mi trabajo, por ejemplo, el mundo informático:  Cada día salen cientos de herramientas nuevas desarrollo, ya sea web, desktop, mobile, etc. Y cada una de estas se basan en algo más atrás. Pudiendo ir hasta los origines de los lenguajes de programación. Constantemente me encuentro con personas bastante orgullosos de lo que hacen y de cuán “master” son en ello… cuando realmente lo que hacen es saber utilizar (bien) una herramienta creada por alguien más… y peor aún, lo venden como un desarrollo astral y de sumo esfuerzo.

Es de no olvidar esto. Recordar que no todo es nuestro. Es el esfuerzo en muchos sentidos de muchas personas más de forma directa o indirecta. Consecuentemente, en un mundo ideal, todos trabajarían para todos siguiendo esta idea; sabiendo que en algún futuro, se quiera o no, lguien más tomará el trabajo de uno mismo y lo usará para su mismo bien; en el mejor de los casos, esta persona logrará llevar nuestro trabajo a un paso más adelante. Y bueno, haciendo referencia de nuevo con el video, probablemente todos los que estabamos antes, ni siquiera seremos reconocidos. Volvamos al ejemplo de la música. Siempre, en cada generación, se va menospreciando cada vez más las generaciones anteriores; cuando es gracias a ellas que se tiene lo actual.

Aplica para todo: cada avance en cada área de cada ciencia existente y las que vendrán también.

Hasta el momento creo haber hablado de avances y he tratado de mencionarlos que sean en forma general. Desde otro punto de vista, también aplicaría para la vida personal de cada uno. Aquellos que hemos tenido la dicha de ir creciendo en los diferentes aspectos de la vida y más aún, que hemos tenido la dicha de poder apreciar este crecimiento y progreso para recordar de dónde venimos. Siguiendo la lógica mencionada a través de esta entrada, podemos ver que incluso el caminar o hablar, lo tenemos gracias a alguien más que estuvo con nosotros de pequeño. Laboral y académico, no sólo es el esfuerzo propio de seguir adelante; siempre hay alguien más, aunque sea con apoyo moral. Ampliemos más: nuestra alimentación. Lo que comemos es con la ayuda del trabajo de alguien más. Y el trabajo de estas personas es posible gracias a los avances agrícolas y/o ganaderos que hemos tenido a través del tiempo.

Todo.

Anuncios

Caminamos

Aparecimos en este lugar.
No sé muy bien por qué.
Quisiera saber.

Dos manos que trabajan…
Los dedos más bien.
Y abajo los pies, para caminar.

Hacia adelante vamos.
Ya sea en ficción
o en la realidad, es lo que hacemos.

Paso a paso día a día.
Día a día hasta la noche.
Avanzamos y caminamos.
Como humanos, paso a paso.

Es lo que hacemos, caminamos.
Crecemos, evolucionamos.
Hacia adelante en esta línea imparable:
el tiempo mismo.

Que sólo avanza en un sentido,
sin preguntar si estamos listos.
Es lo que hacemos, caminamos.
Crecemos, evolucionamos.

Comenzamos otra vez.
De nuevo de pie.
A veces por error, sin ver hacia atrás.

Pero siempre listos a
mirar hacia adelante.
Y sin vacilar, dar un paso más.

No, no existe fuerza alguna
que nos pueda parar.
No sé si es para bien o si es para mal.

Ven y Soñemos

Ven y soñemos con un mundo
lleno de paz y armonía.
Donde no hay ahogo ni gritos.
Donde sólo hay alegría.

Ven y soñemos con un cielo
lleno de estrellas y quimeras.
Donde estamos solos vos y yo.
Donde vive nuestro amor.

Y es que al pensar en vos,
sólo cosas maravillosas puedo ver.
Cosas que quizá nunca llegarán
pero que vale la pena soñar.

Y al ver las cosas buenas
que apenas pasan en el mundo.
Me doy cuenta cuánto te amo
y cuánto anhelo estar con vos.

Una Buena Vista

Pueda que no siempre sea la mejor situación… No, no.
Y pueda que la lluvia empañe algún cristal, por aquí o por allí.
Hay instantes que el corazón no tendrá aliento para decir qué hacer.
Y sobrarán etapas donde el invierno acampará en todo tu ser.

Vení conmigo y te voy a mostrar un paisaje que algunos han olvidado.
Donde no hay suspiros tristes ni llanto que ocultar; sólo alegría y muchos sueños.
No esperés; mas no te apurés. Tomalo con calma. Venite así nomás.
Porque aquí, sólo necesitas tener una buena, una buena vista.

Pueda que no quiera salir el sol por la mañana… No, no.
Y a veces la noche no alcanza para descansar toda el alma.
Sopla el viento en dirección opuesta y el tiempo pasa muy lento.
Poco a poco se inundan tus pies en algo que sale de tus ojos.

Algo interior

Y entonces vino algo y cerró las puertas a la claridad del sobrante corazón.
Nadie supo lo que fue y nadie procuró saber; pues al fin y al cabo da igual.
Y es que cada vez es más difícil poderte dar algo interior.
Todo aquello bueno se cansó de intentar pues alguien, cada vez, lo rechazó.

Intento sin cesar poderte llenar con un extraño calor.
Y aunque cada día el egoísmo nos aprieta, nos afixia y nos sustenta también…
No sé donde más podríamos llegar si no es al caos… nuestra destrucción.
Todo aquello bueno se cansó de intentar pues alguien cada vez lo rechazó.