Carrusel

Voy subiendo y bajando,
al son de una canción,
escrita y compuesta
por un niño interior.

Sentado en esta grupa,
me pongo a contemplar,
con la mirada inquieta,
lo que gira alrededor.

Son tantas atracciones,
personas y colores.
Mas lo que me alegra,
es verte en cada vuelta.

Saludas con tu mano.
Me pregunto si es a mí
o si es a alguien más
que subió al carrusel.

El cual, muy pronto, temo
se va a detener.
Creyendo, estoy, que debo
bajarme hacia ti.

Se encienden y apagan
las luces sobre mí;
algunas ya quemadas,
brillaron suficiente.

Si dices que me baje,
lo haré de una vez,
lo haré antes que acabe
la magia que me mueve.

Y si no dices nada,
pues solo esperaré
a que el paseo acabe
y me obliguen a bajar.

Anuncio publicitario