Eso no es para ti

Ella viste un nuevo vestido, cada día, por ti.
Ella se pinta de rojo sus labios para así, provocarte de nuevo.
Estás pendiente de su llegada, pues no te aguantas por saludarla
Y mientras se enfría, el café en su taza, tú, por ella, te quemas por dentro.

Almuerzas con ella, y la escuchas en todo. Te sientes feliz si le haces reír.
Pasas la tarde cruzando miradas. Bromeando por todo, el tiempo se escapa.
Llega la noche y se marcha con otro. Recuerdas entonces que no es para ti.
Y mientras apagas la luz en tu mesa, recuerdas lo mucho que te deslumbra.

Recuerdas entonces, que los vestidos, ni los labios son para ti.
Recuerdas que eso no es para ti

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s