El centro de mi ciudad

Esta mañana, salí a caminar.
Recuerdo cruzar donde siempre cruzo.
Dos cuadras después, ya estaba perdido.
Perdido en mi propia ciudad.

Miré alrededor, en busca de algo.
Si me lo preguntás ahora, pues, yo,
yo no te sabría decir el qué fue.
Pero te puedo decir que no ayudó.

Un poco después, miré hacia arriba,
buscando entonces alguna señal.
Y fue cuando la encontré que descubrí
que todas estas calles llevan a ti.

Porque eres el centro de esta ciudad
y todas las rutas inician en ti.
Y sin importar por donde cruce yo,
el camino siempre me lleva a ti.

Y a pesar de saber esto,
que yo aquí siempre vendría,
regresé a ti corriendo
y no volveré a salir sin ti.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s