Él llegó a justo tiempo

Él llegó justo a tiempo.
Llegó como para las fiestas de agosto.
Y aunque no buscaba enamorarse,
su corazón comenzó a pronunciarse
cuando vio, por primera vez, ese hermoso rostro.

La conquistó facilmente,
con chistes malos, cierta mirada y un poco de cursilería.
Cosas que su predecesor le brindaba escasamente
sin saber que, quizá con esto, la relación salvaría.

Pero ahora solo son los dos y sus corazones:
el que él reparó y cuida dentro de ella
y el que él tiene dentro de sí, solo para ella.
Porque para lo sucedido antes de agosto,
de seguro,
el destino tenía sus razones.


Este es el día 3 del #The100DayProject. Aquí está la historia del día 2, la cual pueda estar relacionada con esta historia. Mi meta es completar #100HistoriasCortas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s