Perdonar pero no olvidar

Desde algún tiempo atrás, desde que Cristian comenzó a racionalizar las cosas de una forma un poco más madura, se dio cuenta que tenía un pequeño gran problema: era capaz de apaciguar todas sus tormentas internas tras una buena noche de sueño.

¿Pero cómo es esto un problema? ¿Cómo podría ser un problema el hecho que tras algún sueño de desahogo o algún sueño que le ayudara a encontrar la mejor y más rápida forma de perdonar a alguien con y sin acordarse de dicho sueño?

Es simple. Y al pensar en la respuesta, sonaba de fondo la canción de Coldplay Swallowed in the Sea, más que todo en la parte de “forget but not forgive”, pues lo que estaba haciendo era simplemente eso: apaciguando las tormentas… pero no olvidarlas, dejándolas ahí en forma de recorte de periódico en la pared, con foto, descripción y todo.

Se preguntaba qué era peor, olvidar y no perdonar, como la canción, o perdonar y no olvidar.

Malditos sueños que solo recordamos parcialmente. Malditos sueños que no recordamos en lo absoluto. Y malditos los sueños que recordamos perfectamente el día siguiente. Y qué peor combinación para estos si tenemos un gran y buen día siguiente; siendo este último un excelente distractor para la mente de cualquier pensamiento negativo al cual nos queramos aferrar al menos por una sola vez en la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s