Combustión Espontánea

Es una sacudida que llega desde adentro.
No sabés por qué; solamente llega.
Corta como un suspiro, fuerte como un ciclón.
Es una combustión espontánea
que rige tu ser, una vez forjada.

Preparate ya porque no podés pararla.
Todo se detiene y luego te hacés el eje de sus giros.
No lo podés parar; y aunque quisieras, ¿para qué intentar?
Todo está mudo; sólo escuchás tu propio latido
tan rápido y fuerte como una enorme locomotora.

Calma ya, te acosa desde afuera.
Tu respiración está al fin de vuelta.
Arrepentimiento es tu penitencia.
Libertad…

No culpés a nadie; no hay que ir tan lejos.
Ni mirés atrás; frente a vos se acerca.

Expulsalo todo, no dejés nada adentro.
Tenés que liberarte en un enorme grito mudo.
Quedate sin aliento, sin voz y sin fuerza alguna.
Aprovechá este momento que no regresará tan fácilmente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s